GAMBAS DE ACUARIO

Las gambas de agua dulce forman parte de un extenso y admirable mundo dentro de la acuariofilia, los invertebrados de agua dulce.

Dentro de la categoría de invertebrados podemos diferenciar entre crustáceos y caracoles, los cuales están adquiriendo cada vez mayor presencia en los acuarios de agua dulce debido a sus grandes capacidades para combatir y mantener a raya las algas en los acuarios plantados.

Si nos centramos en las gambas, en primer lugar queremos destacar y agradecer la gran profesionalidad y pasión de los grandes aficionados y profesionales que han trabajado y continúan haciéndolo constantemente en obtener nuevas líneas de gambas (y continúan haciéndolo), lo que ha producido la gran expansión y difusión de estos espectaculares animales. Es un maravilloso mundo que te atrapa, y que, por muchos años que lleves manteniendo acuarios, cuando lo descubres te sumerges de lleno.

Dentro de las gambas de agua dulce para acuarios podemos encontrar una gran multitud de especies, la gran mayoría obtenidas gracias a la selección y generación de nuevas líneas por parte de criadores.

Si ya llevas mucho tiempo disfrutando de la acuariofilia pero nunca has mantenido gambas… si amigo, te volverás a sentir como en tus primeros días estudiando nuevos aspectos como los TDS (total de sales disueltas) o la EC, la conductividad del agua.

Las gambas de acuario requieren de una excelente estabilidad de parámetros y el mantenimiento o cuidados de un gambario, difiere en mayor o menor medida de los de un acuario tradicional con peces, por lo que a continuación podrás observar los principales aspectos a tener en cuenta.

Principales cuidados de las gambas de acuarios de agua dulce

Lo primero que debes saber es que las gambas de agua dulce son muy sensibles a los compuestos nitrogenados, amoniáco y a los metales como el cobre. Antes de abonar con un producto comercial, revisa exhaustivamente todos los compuestos que contiene y, también es recomendable repasar los principales materiales utilizados en el acuario, ya sean filtros, calentadores, utensilios de poda… pues pueden desprender metales en el acuario debido a que no están acondicionados para gambas.

Junto a esto, no recomendamos mezclar gambas con peces, salvo en el caso de las Caridinas Multidentata o Japónicas, pues o bien serán el alimento de dichos peces o permanecerán escondidas y no podrás disfrutarlas al máximo. Aun así, si deseas mantenerlas junto con peces, debes ser consciente de que pasarán la mayor parte del tiempo escondidas y no se mostrarán tan activas como en un acuario específico para ellas.

También, es imprescindible contar con plantas flotantes como limnobium laevigatum, lenteja de agua, salvinia natans, riccia, cola de zorro… pues son grandes consumidoras de nitratos. Además de estas, es obligatorio introducir musgos donde puedan pastar y alimentarse las gambas.

Requieren de un agua lo suficientemente rica en minerales  para realizar correctamente la muda, refortaleciendo su exoesqueleto tras dicho proceso. Para ello, se suelen usar sales comerciales o métodos caseros para modificar únicamente el GH de nuestro gambario.

En cuanto al tamaño de la urna, los gambarios por norma general suelen ser pequeños (en comparación con acuarios de peces de agua dulce). Para comenzar, lo ideal es un gambario de alrededor de 30 o 40 litros, pues cuanto más pequeño sea, mayor dificultad para estabilizar los parámetros tendremos.

El sustrato es otro de los aspectos imprescindibles. Dependerá del tipo de gambas que vayamos a mantener pero por lo general, deberá ser o bien inerte para que no modifique los parámetros, o arcillosos para acidificar y ablandar el agua. Atendiendo a estos últimos, existen sustratos comerciales que estabilizan los parámetros ideales para distintas variedades.

La iluminación no es un aspecto fundamental pero sí que deberemos garantizar que sea del espectro y de los lúmenes necesarios para el correcto crecimiento de las plantas y musgos que mantengamos en el gambario.

Por último, atendiendo a la filtración, los filtros de esponja son los más extendidos en los gambarios debido a su comodidad y a lo alegres que se les ve a las gambas pastando en las esponjas debido a la gran multitud de microorganismos que se acumulan. En definitiva, filtros de esponja o de cascada serán ideales, pues estamos hablando de urnas pequeñas.

Tipos de gambas de acuario

Hay distintas especies y variedades de gambas de agua dulce con diferentes coloraciones, morfología, patrones… . A continuación explicaremos brevemente los dos tipos de gambas más extendidos en la acuariofilia.

 

Neocaridina heteropoda

Son las gambas de acuario más fáciles de mantener debido a su resistencia, facilidad de alimentación y reproducción. Podemos encontrar distintas variedades con distintas coloraciones debido a las selecciones genéticas que se han ido realizando con el paso del tiempo. Las más sencillas y recomendadas para comenzar en el mundillo de los gambarios, serían las neocaridinas red cherry (uno de los primeros eslabones de la cadena a partir del cual se han ido seleccionando las demás variedades) pues cuanto mayor es el proceso de selección llevado a cabo para definir una línea, mayor grado de estabilidad y calidad del agua necesitarán.  A pesar de esto último, siguiendo los cuidados básicos de un gambario, podrás disfrutar de la reproducción de las neocaridinas en tu pequeño gambario.

Además de las rojas, podemos encontrar múltiples variedades como las yellow, orange, black, blue, rilis, etc.

Con los cuidados básicos de un gambario, no debería haber mayor problema con la reproducción de ninguna neocaridina.

 

Caridina Cantonensis, gen Taiwan y caridina Pinto

En un principio diremos que son de las gambas más delicadas, o más bien dicho, de las que más constancia y experiencia requieren, aunque depende de la especie que tengamos y del grado de esta. Dentro de este tipo, en primer lugar encontramos a las CRS y CBS  (Cristal Red Shrimp y Cristal Black Shrimp) o gambas Bee (abeja, debido a su estética). Ambas son caridinas cantonensis,aunque continuamente reciben nuevas denominaciones, y de estas han surgido una multitud de variaciones y especies nuevas debido a la selección y mutación genética. Destacan las CRS y CBS y todos sus distintos grados (A-B-S-SS-SSS) y la Golden Bee o caridina golden (blanca entera) como último eslabón de la cadena de selección procedente de las CRS y CBS.

Otra especie dentro de las Caridinas Cantonensis son las Tiger, entre las que podemos encontrar de distintos coloraciones como azules, negras, rojas o naranjas. Mismos cuidados pero distinta coloración, que como su propio nombre indica, presenta una estética atigrada.

Por otro lado, también contamos con las caridinas procedentes del gen taiwan, que se caracterizan por una mayor dificultad y por la necesidad de tener una experiencia previa con gambas de acuario para su correcto mantenimiento y reproducción. Las primeras surgen de la hibridación entre una Golden Bee y una CBS y, a partir de entonces, se da paso a un continuo proceso de selección y estabilización de distintas líneas con gen taiwan a partir de distintas hibridaciones. Actualmente,  las más populares son las Blue Bolt, King Kong, Red Wine y Panda.

Continuamente se han realizado estudios de reproducción e hibridación y como consecuencia del cruce entre Tiger (o híbridos de Tiger) y el gen Taiwan y su posterior trabajo de selección, se obtuvieron las Pinto, las cuales actualmente marcan la tendencia del mercado mundial y en concreto del asiático, donde mayor extendida está la cría de gambas de agua dulce para acuarios.

Como puedes observar, para entender los distintos procesos de selección y el origen de cada especie de caridina y las diversas genéticas, es necesario estudiar individualmente cada caso en profundidad.

Tanto las neocaridinas como las caridinas recientemente expuestas, necesitan aguas ligeramente ácidas o neutras y semiblandas con un GH entre 4 y 6 y un KH entre 0 y 2. En cuanto a TDS, lo primordial es que permanezcan estables en el tiempo y no sufran modificaciones bruscas. Para un gambario de neocaridinas, los TDS deberán encontrarse en un intervalo de 180-300, mientras que en el caso de las caridinas deberá rondar los 150-180. Aunque cabe destacar que cada especie es un mundo y en cada gambario pueden comportarse de una forma diferente.

Caridinas Sulawesi

Para finalizar, las caridinas Sulawesi destacan por los parámetros que necesitan. Debido a que provienen de lagos y zonas de agua alcalina, requieren de unos parámetros totalmente diferentes al resto de caridinas. La dificultad del mantenimiento de estas gambas radica en la alimentación, pues es muy complicado que acepten alimentos comerciales, aunque cada vez va habiendo más alternativas específicas para este tipo de gambas. Para evitar el problema de la alimentaciín, deberemos forzar la aparición de algas en el acuario de manera que puedan contar con su alimento favorito por excelencia.

Parámetros de agua para gambas sulawesi

  • PH: 7.5 – 8.5
  • KH: 6 – 8
  • GH: 10 – 14
  • Temperatura: En torno a  25ºC

Para conseguir estos valores, lo más recomendado es utilizar sustratos coralinos que incrementen el PH y GH en el gambario y posteriormente lo estabilicen.

Invertebrados de agua dulce

Los invertebrados de agua dulce cada vez van cobrando mayor presencia en la acuariofilia debido a la multitud de alternativas existentes. Junto a todas las especies de gambas nombradas anteriormente, podemos encontrar caracoles y cangrejos de distintas características.

Además, en todo acuario plantado o de paisajismo acuático, los invertebrados constituyen una parte muy importante del equipo de limpieza debido a su alimentación a base de algas, aunque ya te adelantamos que no harán que te olvides por completo de estas últimas, sino que te ayudarán en el día a día a controlar su proliferación.

Caracoles de agua dulce

Nos adentramos en un amplio catálogo de especies. Muchas de ellas, llegan a nuestros acuarios sin apenas enterarnos a través de las plantas que vamos adquiriendo o que nos ceden otros compañeros. Por ello, en este caso diferenciaremos entre los caracoles comerciales y los que no lo son.

Además, la rápida proliferación de los caracoles de agua dulce ha originado que su liberación, voluntaria o involuntaria, haya desencadenado graves consecuencias para distintos medios naturales por lo que muchas especies han sido catalogadas como invasoras en distintos países.

Cuando realices podas o compres nuevas plantas, se recomienda lavarlas con agua fresca. Cuando lo hagas, recuerda poner una prenda o toalla que haga de filtro en el desagüe para evitar la introducción de nuevas especies que pueden ser fatales para la naturaleza del lugar que resides. Parece absurdo, pero la cantidad de larvas y huevos que a diario llegan en las plantas es desorbitada.

Tipos de caracoles para acuarios

A continuación, te presentamos una lista de las especies más representativas de caracoles de agua dulce para acuarios en la actualidad. Somos conscientes de que existen muchas más, pero como hemos dicho anteriormente, no vamos a hacer alusión a aquellas que se encuentran catalogadas como invasoras debido a las malas prácticas.

  • Caracol planorbis
  • Neritinas
  • Anentome helena o caracol asesino
  • Taia naticoides o caracol piano
  • Thiara cancellata o caracol de espinas
  • Clithon flavovirens (caracol cornudo)
  • Tylomelania o caracol elefante
  • Vittina semiconica o caracol diamante

Crustáceos de agua dulce para acuarios

Junto a las distintas especies de gambas que ya hemos mostrado anteriormente, podemos encontrar distintas especies de pequeños y preciosos cangrejos. De igual forma que con los caracoles, a continuación te presentamos una lista de los más extendidos en la afición.

  • Cherax quadricarinatus o langosta azul de agua dulce
  • Cherax troglodytes
  • Atyopsis Moluccensis o gamba filtradora
  • Cambarellus Patzcuarensis o cangrejo rojo enano de río
  • Cambarellus Diminutus
  • Sesarma Bidens
  • Geosesarmas (Requieren zona emergida. Ideales para paludarios)

Los invertebrados de agua dulce suponen una cantidad de especies alucinantes. Son una gran alternativa a los peces a la hora de realizar un montaje o bien, si se respetan las compatibilidades entre especies, pueden formar parte de un increíble acuario comunitario e incluso de biotopo si comparten regiones o subregiones.

Las gambas de acuario y en sí, los invertebrados de agua dulce, son un mundo aparte, un pedacito más de la gran afición que es la acuariofilia y en Todo Sobre Acuarios les brindaremos un especial homenaje con guías y artículos para que todo el mundo pueda disfrutar de un precioso gambario, paludario y/o de la reproducción de distintas especies.